Desiguales

Ventana sobre la puerta

Nuestras historias se parecen.

Un hilo de seda traza cada punto,

bordado infinito.

 

Nuestras miradas se parecen,

encuentran la tarde roja

dibujan juntas el amanecer.

 

Nuestros cuerpos se parecen,

saben coincidir en el punto

espacio perfecto.

 

Nuestras almas se parecen

en el vértigo voraz de esta vida

que desiguala,

para hacernos únicos.

 

Anabel Ocáterli

Publicado en el libro Justo ahora que venía callando (2018), poemas reunidos, de Casa Poesía.

Justo ahora que venía callando. tapa

 

Más sobre el libro, aquí.