Estallido bajo la tierra
termina el mundo,
el conocido.

No hay espacio
para semilla encerrada
bajo el terruño
tierno y sereno

Se acabó el tiempo
de preguntar
¿qué diablos es
esta piedra hueca?

Estalla y surge
mota de espera
transpira la tierra.

Solo los gusanos
son testigos
de lo que mueve el despertar
debajo del muérdago.

Quizás tu nostalgia recuerde
el comienzo de un árbol
que toca el cielo.

Nadie,
ni el propio carozo observa
sus tripas
blancas como escarcha
se estremecen
y buscan afuera.

No hay hormiguero
que llegue hasta el nido
¿es ciego eso que camina?

Nadie vio subir el tallo
entre hojas muertas.

 

Dicen que una gota
de temprana primavera
rebalsó al carozo
y llegó la hora.

Nadie en este mundo
escuchó el estallido,
por eso creímos
que ese primer brote,
que aquel enorme roble
nacieron en la paz,
inmensa y simple,
que guarda la tierra.

 

Anabel Ocáterli

Inédito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s