Del infierno la semilla

es un deseo.

Alabanza a la determinación

del enfermo crónico

que borró senderos inexistentes

que trazó un arco sin iris

que ensució la tierra con flores.

Un deseo obstinado escribió

bajo la almohada del paciente

la fórmula para que no muriera

en el infierno de los sanos.

 

Ana Ocáterli

Del libro Sombras de Colores. Descargá el EBook, aquí.

Se puede compartir, citando a la autora. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s