Estoy a un paso de comenzar una semana recargada. Se alinearon los planetas para que la primera vez que me plante en un escenario de la Feria del Libro sea tres veces en una. Y cuatro también. Además, con casi ocho meses de embarazo.

Hoy comienza en Mendoza la Feria del Libro 2016. Este año cuenta con un escenario central -el Espacio Julio Le Parc- y varios espacios satélite, en distintos lugares de la provincia.

En el festejo del Día del Escritor, en junio, le pedí un lugar en la feria a Alejandro Frías, funcionario de Cultura de la Provincia, él me contó la idea de esta fiesta federal y me preguntó si quería presentar Sombras de Colores en alguna otra sede, además de en el Le Parc.

Le dije que no. No, porque ya estaba embarazada y sabía que iba a llegar a la feria (mi primera Feria del Libro) con una panza enorme y con pocas ganas de moverme. El año que viene puede ser. Eso es lo que dije y lo que vengo diciendo ante cada propuesta tentadora, como si algo (nada) me asegurara que el año que viene va a ser más tranquilo, liviano o predecible para mí.

logo-color

Pero no es mi fuerte decir que no. Mucho menos si se trata de hacer algo que me gusta. Hace unos años Gabriela Ceppi, una compañera de tareas y consejera escrupulosa (supo darme más consejos sabios de los que ella cree) me sugirió que comenzara a decir, al menos, No sé para darme tiempo a pensar. Fue muy útil para dejar de llenarme de actividades y comenzar a soltar mochilas que me estaban pesando demasiado. Con el tiempo me fui animando a saltar del No sé al No inmediato. Sin embargo, cuando algo tiene que ser, es.

Poetas unidos

Este año volví a participar de una Jornada Extenuante de Poesía, que organiza Pájaros librería independiente. Ahí me crucé con varios amigos y amigas poetas, entre ellos a Fernando Toledo, con quien alguna vez compartí espacio de trabajo en el diario Uno. Con él hicimos intercambio de libros y retomamos el contacto perdido. Toledo tiene, junto a Hernán Schillagi, la revista de poesía El Desaguadero. Ellos organizan, además, el Festival Internacional de Poesía en Mendoza desde el 2013.

festival

A principios de agosto, recibí un email de Fernando en el que me invitaba al Festival de Poesía. En esos días andaba atareada en otras actividades, para variar. Tardé en responderle al gestor de El Desaguadero. No comprendí demasiado por qué me pedía un currículum corto, una foto y unos poemas.

Semanas después, cuando vi mi foto en el mosaico de invitación y mi nombre en la grilla de lecturas, caí en la cuenta de que, además de deleitarme con horas de poemas de voces múltiples, este año podré leer también algunas de mis Sombras de Colores en el escenario.

Mayor fue la alegría al saber que comparto la mesa con Eliana Drajer, una de las poetisas mendocinas de mi generación que más admiro (otra es Débora Benacot y otra, mi amiga Laura Fiochetta). Drajer, además, es una referente de la literatura femenina en Mendoza, con su inolvidable Muñequitachocadora.

Junto con Eliana, en mi mesa se presenta Fabián Almonacid, a quien (creo) que no conozco personalmente. Pero su poesía me parece super familiar. Es una voz cercana. Pienso en el hilo invisible que habrán tendido los organizadores del festival. Quizás sepa desenredarlo antes o después de la lectura.

Eso será el jueves, 15 de setiembre, cuando abramos el programa de lecturas de poemas, a la hora 18, en la Sala Azul del Le Parc. El Festival Internacional de Poesía 2016 tiene como marco y escenario la Fiesta del Libro Mendoza 2016.

Sombras en la feria

invitacionTardó bastante en llegarme la confirmación del día y la hora en que podía presentar Sombras de Colores en la Feria del Libro. El mail prometido por Alejandro Frías nunca llegó, por más que le volví a consultar por distintos medios. En un momento solté la idea. Dije, Si tiene que ser, que sea.

Para mi sorpresa, la Biblioteca Popular Lucila Bombal, este espacio de Rodeo del Medio que ha contenido y cobijado mis placeres literarios desde que iba a la secundaria, fue el abrepuertas definitivo en la feria.

Las bibliotecas populares tienen un lugar que suele ser reducido en las ferias del libro. En ese espacio proponen actividades diversas que promueven la lectura. Este año la Biblioteca Popular Lucila Bombal, de Rodeo del Medio, va a llevar la presentación de mi libro, además de organizar en Rodeo (como sede satélite) un café literario que debatirá sobre Rebelión en la Granja, de George Orwell, el sábado 24 de setiembre.

rebelion-en-la-granja

La presentación de Sombras de Colores quedó para el sábado 17 de setiembre, a las 19:30, en el aula Teny Alós. Allí voy a estar con mi tía Concepción Rodríguez y mi maestra fiel, Mercedes Fernández. También asistirán muchísimos amigos y familiares que han comprometido la presencia sin que yo les insistiera demasiado.

Justo después de mi presentación, a las 21, viene el cierre del Festival Internacional de Poesía, donde está previsto que lean todos los poetas del festival.

Presentación Antología litearia

Además, como este año participé por primera vez de una antología literaria, con mis compañeros del Taller de La Palabra, tengo algo más que presentar.

Son dos libros que forman parte de la antología. Tres de mis cuentos salieron publicados: El nombre, En el mar violeta (próxima entrada) y Deseos retrospectivos.

Taller de la Palaba. Antología de alumnos de Mercedes Fernández

El 18 de julio último mis compañeros y compañeras presentaron el libro en la Universidad de Congreso. Yo estaba lejos, de vacaciones en Entre Ríos, y me perdí el encuentro.

Ahora viene la revancha: El domingo 18 de setiembre nos presentamos los veintinueve talleristas en la sala Chalo Tulián, a la hora 18. Vamos a jugarle a ese número, no más.

Y una más

Como si fuera poco, mi tía Concepción me invita a participar de otro satélite en la feria del libro que organizan en el instituto donde ella estudia letras. Y a mi tía no pude, o no supe, decirle que No. Ni siquiera un No sé.

Entonces, el martes 13 de setiembre, a las 12:30 voy a estar en el Instituto de Educación Superior de Maipú leyendo poemas y compartiendo con un grupo de alumnos de colegios que secundarios que han sido invitados.

A las 13:30, ese mismo día, me van a hacer una de las últimas ecografías tocológicas. Vamos a saber cuánto ha crecido Diana Guadalupe en los últimos meses. Ya sabemos que ha crecido bastante. Mi panzota lo demuestra.

Espero que Diana sepa perdonarme las corridas de la semana que viene y que sean todos espacios de disfrute, como es siempre para mí la literatura.

embarazo

Ojalá vos también puedas acompañarme.

 

Anuncios

2 comentarios en “Una semana embarazada de literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s