Una mochila cargo
cuando bajan las nubes
hasta mi nuca gacha
e impiden que huya

en esta tarde pálida
que empina su esqueleto
de llover cansada
sobre árboles rígidos

aquí están sus sombras
pendientes de nostalgia
son rayos infinitos
y agujas de crochet

rincón de humo rancio
quietud que me despierta
y la puerta trabada
para correr, para volar

no habrá caricias nuevas
si no se va primero
el vértice molesto
del rencor que fue.

Anuncios

3 comentarios en “Tedio invernal

  1. Hola!!!!
    POR ESO DICEN LOS QUE SABEN QUE TENEMOS QUE VACIAR LAS MOCHILAS DE NUESTRAS VIDAS, PARA FLUIR LIVIANO, SACAR NUESTRO RENCOR, ODIO Y TODO LO DEMÁS, tendríamos que aprender de los árboles, que en otoño dejan caer sus hojas, para así en primavera puedan asomarse los nuevos brotes.
    Que tengas una buena semana.

    Un abrazo de oso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s