Secretos para desbloquear la creatividad

 

¿Qué pasa cuando no se me ocurren ideas nuevas, o cuando surgen pero no me atrevo a realizarlas, o cuando las realizo pero siento temor de mostrarlas, o cuando las muestro y, de pronto, eso que me fascinaba deja de parecerme interesante?

Para responder estas y otras inquietudes artísticas podemos trabajar con herramientas que otras personas han probado y que suelen utilizar para desenvolverse en lo que llamo una vida creativa.

Muchas veces nos quedamos esperando la lluvia de inspiración y creatividad y podemos comprobar que, así como llega (cuando quiere) se va. El método que hoy comparto puede servirle a quienes pongan voluntad y práctica, quienes osen experimentarlo.

Armé una charla-taller sobre algo que estudio y practico desde hace un tiempo, EL DESBLOQUEO CREATIVO.

A continuación, podrás leer el resumen de la presentación y ver el video con la charla completa.

Más información

Anuncios

sin derecho ni reserva II

Tres ramas de ortiga,

banderín del equipo,

pintalabios rancio,

agujero de camiseta,

de tinta china frasquito seco

adentro, árbol florido

ventana que no cierra,

pila del rincón olvidado,

amiga sin visitar,

deuda externa

interna

eterna.

 

Anabel Ocáterli

Desiguales

Ventana sobre la puerta

Nuestras historias se parecen.

Un hilo de seda traza cada punto,

bordado infinito.

 

Nuestras miradas se parecen,

encuentran la tarde roja

dibujan juntas el amanecer.

 

Nuestros cuerpos se parecen,

saben coincidir en el punto

espacio perfecto.

 

Nuestras almas se parecen

en el vértigo voraz de esta vida

que desiguala,

para hacernos únicos.

 

Anabel Ocáterli

Publicado en el libro Justo ahora que venía callando (2018), poemas reunidos, de Casa Poesía.

Justo ahora que venía callando. tapa

 

Más sobre el libro, aquí.

 

Escribo gratis

Una vez más, me complace la invitación a escribir gratis. Una revista online, que muestra lindo diseño y algunos textos destacables, busca redactores que quieran mostrar con palabras “la verdad de este mundo sorete”.

Yo tampoco necesito trabajar de lo que estudié y tengo tiempo de sobra, como nos pasa a todes les escritores.

Más información

Injusticia

Demasiado viento

para quebrar una flor

demasiada espera

para llegar al mismo sitio

demasiado misterio

para encerrar lo público

demasiada compasión

para un cínico sin alma

demasiado dolor

que sueña con un cielo

u otra recompensa

demasiado tarde.

 

Publicado en Sombras de Colores

La asesina

Mercedes hace un poco de pichí en el frasco. Lo pone al lado de su pierna buena. Se agacha un poco más para tirar en la letrina lo que queda. Que no pasa nada le había dicho una vez la comadrona, que no se le va a escapar el niño por más que se agache, que está atado al cordón.

Más información